• IonHeat SM

Ventilador IHT-200, ingeniería de altas prestaciones para el cuidado intensivo


  • El IHT-200 es el primer ventilador mecánico hecho por una firma de ingeniería independiente que llega al INVIMA a solicitar aprobación de protocolos para realizar pruebas en humanos.

  • El emprendimiento, realizado por las colombianas TRATAR/ION HEAT, está al nivel técnico de los ventiladores mecánicos de firmas globales de reconocida trayectoria.

  • Más que prestar soporte ventilatorio en contexto de emergencia, el IHT-200 está concebido como un dispositivo con todas las funcionalidades necesarias para la atención de cuidado intensivo a largo plazo.

¿Cómo una de las cuatro empresas en el mundo que fabrica hornos de nitruración iónica asistida por plasma para las industrias aeroespacial, automotriz de alta gama y maquinaria pesada termina fabricando ventiladores mecánicos para uso de cuidado intensivo?

Sucedió en marzo, cuando la pandemia por C-19 tocó las puertas del país, el equipo de ingeniería de TRATAR y su spin-off ION HEAT tomó una hoja en blanco y adelantó su primer emprendimiento en el campo de la biomédica. Al mes y medio tuvo listo su primer prototipo funcional. Sin embargo, durante las primeras pruebas técnicas, decidió cambiar el diseño y arrancar con un proyecto totalmente diferente.

“Queríamos sacar un ventilador rápido, de bajo costo, que sirviera digamos en ‘situaciones de guerra’; pero nos dimos cuenta de que lo que íbamos a hacer era enredar más la gente”, comenta Andrés Bernal, presidente de ION HEAT, quien enfatiza: “Es lo que técnica y éticamente teníamos que hacer”.

Fue así como tomaron la decisión de desarrollar el IHT-200, un ventilador mecánico que no tuviera las limitaciones técnicas de los prototipos que mundialmente tomaban fuerza en las fases iniciales de la pandemia y estuviera a la altura de los dispositivos fabricados por firmas globales con reconocida trayectoria en el campo biomédico.

Nelson Fonseca, especialista en Medicina Crítica y Cuidados Intensivos, quien asesoró al equipo de ingeniería de TRATAR/ION HEAT en el desarrollo del IHT-200 explica que los ventiladores mecánicos son dispositivos complejos que, por un lado, deben resultar de fácil manejo para el personal sanitario y, por otro, deben ‘comprender al paciente’ en todas las fases de su enfermedad.

Porque, en las fases más graves de las crisis respiratorias, el ventilador debe hacer todo el esfuerzo por el paciente, pero, una vez comienza la recuperación, debe ser lo suficientemente sensible para acoplarse a sus esfuerzos inspiratorios espontáneos.

Es por eso que los ‘respiradores’ idealmente deben brindar soporte por presión y por volumen, tanto en modo controlado como asisto-controlado, y, en especial, permitir un ‘destete’ seguro del paciente al final del tratamiento.

“No todos los ventiladores tienen esto. De hecho, una de las grandes características que tiene este equipo es que trabajamos para que haya ‘sincronía’. Y hoy logramos mediciones comparables con ventiladores de última generación”, puntualiza el doctor Fonseca.

Tres meses después, el nuevo nuevo prototipo hecho por TRATAR/ION HEAT, ha superado con éxito las pruebas de funcionamiento mecánico, seguridad eléctrica y electromagnética, funcionamiento in-vivo con animales, acústica, alarmas y autonomía de baterías. Actualmente, toda la documentación recogida está en manos del comité de Dispositivos Médicos del INVIMA, a la espera de aprobación de protocolos de seguridad para realizar pruebas en humanos.

© 2020 ION HEAT S.A.S

  • Blanco Icono LinkedIn
  • Twitter Icono blanco
  • Blanco Icono de YouTube
  • ico_place